DIARIO DE VIAJE

Exploramos la antigua Birmania, en total 23 intensos días sin parar y aprovechando cada segundo para empaparnos al máximo de su peculiar cultura y costumbres. Para conseguirlo nos metimos por todos sus mercados locales, comimos siempre en restaurantes de comida local y siempre que podíamos viajábamos en transporte público.

Nos encontramos con muchos escupidos rojos por masticar nuez de betel, muchos niños trabajando en los restaurantes familiares mientras sus padres miraban la televisión, ciudades enormes y caóticas y pueblos de montaña que nos deleitaron enormemente.

El trabajo agricultor y pesquero está por todos lados como en el espectacular lago Inle y sus formas particulares de pesca.

Comimos pastas de té hasta reventar y Shan noodles hasta aburrir, el curry era casi inevitable tanto como el dulce.

Las mujeres nos demostraron ser invencibles, las vimos trabajando en obras cargando ladrillos en la cabeza o cargando gravilla para la construcción de nuevas carreteras.

¿Quieres saber más? ¡Ahí va nuestro diario!

DATOS PRÁCTICOS

ALOJAMIENTO

VÍDEOS

En tren por el alto Acueducto de Goteik

“Viajar implica sacrificar cierta comodidad, algo que puede ser tan imperfecto como quedarse quieto en casa”

Related Post